miércoles, 3 de septiembre de 2008

Final de noche de día

Era el final de la noche, de ahí que sea de día. Los tipos de la foto, a pesar del uniforme policial, eran unos malandros de mucho cuidado. Salíamos de un delicioso antro en Chacaíto tan oscuro que si pedías una copa no sabías su contenido hasta que te lo lanzabas al gaznate. La música era una extraña mezcla entre la salsa brava y el techno mediterráneo de los 90. Salíamos tan panchos, disfrutando del sol del amanecer. Los policías de la Policía Metropolitana de Caracas, los que más te roban, salían de un local de alterne. Donde, supongo, irían a matraquear (sobornar) a las trabajadoras y clientes. Nos vieron venir, con nuestras pieles pálidas brillando con las primeras luces del alba. Nos vieron, y se dijeron: ya está, trabajo fácil: gringos o europeos. Nos hicieron depositar sobre el capó de un carro todos nuestras pertenencias, que a esa hora de la noche no eran muchas, y empezaron a preguntar el motivo de nuestras andanzas por esa zona de la ciudad a esas horas. "Parranda", explicamos. Al ver que no habían dado con la presa esperada, nos pusimos a hablar con ellos. "¿Qué tal el puti-club? ¿Se va a lo que se va o se puede hablar? Porque sólo para coger (follar); no es plan, lo bonito es hablar", decíamos. Y ellos, con la risa esquiva del que sabe que ya no va a conseguir lo esperado. "Ahí no se habla mucho, la verdad. Pero suban, suban a comprobarlo", decían los joeputas. Ahí irrumpió Anita, una exquista valenciana de modales refinados. "Y yo qué, ¿qué hago yo allá arriba?". Ellos se rieron, centrando la mirada fijamente en sus armas de mujer. Comenzó entonces una delirante conversación sobre la vida noctámbula del policía de servicio. Mientras tanto, Anita se dedicaba a hacer, hacerse y hacernos fotos con la patrulla. Alguno de ellos fascinado con la elocuencia de la valenciana, le proponían encontrarse al día siguiente, ya fuera de servicio. Las fotos son una fantástica falta de respeto a las fuerzas del orden público en Caracas. Venían a robarnos, tal cual. Esta es la más interesante. Ana completamente imbuida por su papel de pin-up caribeña. Los policías con cara de al-menos-sonríe-que-si-no-es-peor. Y nosotros, tras la cámara, con dolor de barriga de risa ante lo que mostraba el objetivo.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

"En boca del águila no entran moscas" creo uqe la diría O.Wilde como muchas otras.

Tenías muy calladito lo de tu novia Alfonso, ya dirás!!!
Abrazos desde la húmeda eurpa continental.
J.

Anónimo dijo...

Buenos cocos los de la Katirita!!!!

Anónimo dijo...

A esa tía la conozco yo, peligro, peligro!!!No sabía que estaba en Venezuela.
Besos

Fran

ANA dijo...

mi foto!por fin alfons!

que buena la foto, eh!pero la que estamos los 4 con ellos tb es muy mona!
mira que son malandros los polis,les da igual matraquear, robar, matar, que que les tomes el pelo...
bueno igual de malandros son los cabroncillos como un tal E. que no es polimetropolitano...pero en malandro los supera a todos..

Anónimo dijo...

y encima me he quedado corta E.!!

Anónimo dijo...

Grande, grande, Fon.
Todo: la historia y la chica.

emiliuken

fon dijo...

J, Fran: Dejad vuestras cuitas para vuestros correos privados. Esto es un sitio serio.

Ana: Los tenías en el bote. Un rollete con un PM tiene su caché.

Emiliuken: se agradece, se agradece. La historia es mía, la chica no, jaja. ¡Atento al próximo sporting-barça!!

Anónimo dijo...

hay que ser serios fon!

no creo yo que un rollete con esos malandros me diera mucho cache, mas me dejaria con los bolsillos vacios...

todo bien?ya instalados?

besos y cuidate

Ana.

Anónimo dijo...

Fon, eres un cachondo Tronco, pero si esta es la típica carta almanaque que se encuentra por el bulevar de Sabana Grande -creo que tengo alguna en casa- y que si le pasas algún elemento húmedo por el cuerpo de la chica se queda a veces en traje de baño o con estrellitas en los senos ... Depende.

Besos

E.

Anónimo dijo...

Ya quisieran muchos anarquistas haberse reído de los representantes del orden público como tú, Fon.
Óscar

Anónimo dijo...

Perdona Fon, tengo una duda y es saber si ¿los policias venezolanos salen de marcha con la "Porra"?

Saludos.

Mar

Anónimo dijo...

por lo que veo uno de los polis es familiar mio....bonito apellido.

jorgin

fon dijo...

E: Coño, tenía un bolígrafo de esos regalado por un motorizado del trabajo... Frota, frota la pantalla, nunca se sabe...

Óscar: Anarquistas no hay muchos por acá, desgraciadamente... Se les echa en falta, claro.

Jorgin: Los Paredes siempre han sido simiente especial, cuando vengas te presento a unos cuantos...

Mar: la porra siempre les "acompaña".