domingo, 26 de octubre de 2008

Sano y salvo

El béisbol es puro ajedrez con un bate, me dice un compañero. Mi evolución con respecto al béisbol ha pasado de la tierna indeferencia a una silenciosa pasión. Tiene grandes ventajas: no hay empates, los jugadores están gordos, los mejores son latinoamericanos y japoneses, viven las estadísticas como si fuesen un dogma de fe, escupen constantemente (tiempo atrás mascaban tabaco), no hay reloj...

Venezuela siempre ha mirado más hacia el norte yanqui que hacia el este europeo. De ahí, que el béisbol sea el deporte nacional, incluso el deporte del presidente nacional, que confesó su deseo de ser pelotero profesional en las Grandes Ligas antes de convertirse en revolucionario a tiempo completo. Las estadísticas en el béisbol rayan en lo sobrenatural. Un ejemplo: "porcentaje de bateo con dos strikes fuera de casa ante lanzadores zurdos después de la quinta entrada con jugadores en tercera base en postemporada". Suena a enunciado teológico, un misterio insondable se esconde tras semejante sintaxis. No todo el mundo comprende mi conversión al bate, a modo de San Pablo que cae de su caballo y recoge un guante de béisbol que le ilumina. Escribo esto tras acudir al estadio a ver un Leones de Caracas contra los Tiburones de la Guaira (5-4), en la televisión el cuatro partido de las Series Mundiales de las Grandes Ligas yanquis entre Philadelphia y Tampa Bay.

Al acabar, el tipo de la megafonía del estadio, deseó a todos los presentes que llegasen a casa "sanos y salvos". Lo dijo con un tono de oscura perentoriedad, como si quisiese acabar diciendo: "sé por qué lo digo". Afortunadamente, no lo dijo. El silencio de lo no dicho quedó pendiente en el aire.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahora SÍ ERES UN VERDADERO JONRON!!!

Qué se come en el estadio mientras ves batear?
Te recuerdo que a mí dani cabra me abrió una ceja de pequeño en el prao de la pista con un bate de béisbol hecho por mi padre en la Asturiana, no jugando al béisbol con él, sino al golf. Máquina fue el otro testigo.

JUano

Anónimo dijo...

alfons, como que silenciosa pasion!?
si te puedes tirar horas viendolo, y verlo xla tv es un rollo...no se mueven..
yo me quede sin ver un partido, pero gracias a tu ruidosa pasion, lo entendi bastantante bien!jeje
ya empezo la temporada? ver cm les va a los leones..
besitos
A.

fon dijo...

Juano: recuerdo el momento, en ese prao de la pista que han convertido en aparcamiento los apologetas del progreso municipal, y recuerdo los partidos de béisbol en los que nos inventábamos las reglas... Se comen tequeños (bocaditos de pan con queso) y perros calientes, aderezados con cerveza y güisqui...

Anita: Me tiro horas viéndolo, pero en silencio... Acaba de empezar la temporada, todavía están calentando motores...

juan dijo...

afonso tu eres mi padre!
agún día me dirás que te apasiona el criket o el curling y ese día te pondré un altar y una camisa de fuerza..

espero que todo vaya bien por allá.

un abrazo,
el 14.

Carlicomico dijo...

Coño Fon tampoco me avisaste para ir al partido. Me dijeron que me invitarían pero todavía estoy esperando. Te apetece ir a algún otro partido?