martes, 4 de septiembre de 2007

El ministerio

El Ministerio de Interior y Justicia de Venezuela, en plena avenida Baralt, por donde rugen las camionetas de más de tres décadas de vida que conforman el sistema de transporte público de Caracas. Las camionetas, además, colaboran en otorgar al centro de Caracas un aire ligeramente ennegrecido, que recuerda a la revolución industrial de la Europa del siglo XIX. Claro, seis y ocho cilindros escupiendo humo de motores alimentados con gasolinas a 2.500 bolívares (0,50 euros) el tanque. Ayer llené el depósito de mi escarabajo azul: 1.500 bolívares. La sorpresa energética todavía dispara en mi cerebro enmohecido salvas pequeñoburguesas.
En el ministerio, todo es relativo. Igualmente, su ministro: el ínclito Pedro Carreño. Quien señalase que los decodificadores de tv por cable contenían cámaras espías "made in el imperio", quien señalase que Vladimir Montesinos, el truhán comparsa del nipón andino, Alberto Fujimori, no sólo "no está escondido en Venezuela si no que está muerto" y fue detenido a las pocas semanas en Caracas; para quien el que detengan en Buenos Aires a una persona invitada a viajar en un vuelo privado de la petrolera estatal venezolana PDVSA con 800.000 dólares en metálico en un maletín es algo "normal que sucede todos los días en todo el mundo". Y así sucesivamente.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Acaso no viajas tú normalmente con un millón de euros en la mochila por Venezuela? Qué cosas tienes, Fon. En Fráncfort es habitual... je, je, je.
Abrazos
Óscar

Sergio dijo...

Cuidado con Carreño: con ese apellido sólo puede ser asturiano.

fon dijo...

óscar: con euros, no; pero con bolívares sí que llevo millones... Ya te llamaré para que me recuerdes lo que es el frío.

sergio: no tiene pinta de asturiano, pero todo puede ser (investigaré). Hoy dijo que las lluvias tropicales y los terremotos, no son fenómenos naturales, son responsabilidad del hombre.

Julia_1984 dijo...

No llevarás millones a partir de Enero vos... sólo tremenda confusión.... mi sueldo es un millón quinientos o mil quinientos? Carreño después de amargarme mi humilde existencia se me hizo divertido, en mi círculo de amigos ganó la apuesta esta semana como el más chistoso de la revolución... detrás de Cilia Flores!